Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso
IMG-20180105-WA0028.jpg

Las demoliciones que ejecuta la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) derivadas del sismo del 19 de Septiembre en los inmuebles que resultaron afectados, llevan un proceso previo:

El Instituto para la Seguridad de las Construcciones emite un dictamen; el Comité de Emergencias aprueba la demolición por poner en riesgo la vida de las personas o incluso de algún otro inmueble; la Consejería Jurídica integra el expediente y notifica a los propietarios la situación de su inmueble. En caso de que los propietarios estén imposibilitados de ejecutar los trabajos, se entrega expediente a la Sobse para mitigar con ello el riesgo inminente.

Cada edificación tiene su particularidad: no todos son de las mismas dimensiones, del mismo tipo de suelo y composición, además de presentar distintos tipos de daños.

Las primeras acciones consisten en levantamiento topográfico del edificio dañado y de los colindantes, así como las libranzas de cualquier interferencia (gas, luz, agua, fibra óptica, etc). Posteriormente, en la mayoría de los casos el inicio de los trabajos es de forma manual, con picos y marros, y conforme se va avanzando se evalúa la posibilidad de utilizar maquinaria pesada.  

Los trabajos se realizan siempre bajo tres consignas: evitar algún daño a los peatones y vecinos de la zona, salvaguardar la vida de los trabajadores durante la demolición, y proteger al máximo las estructuras vecinas.

Del 5 de diciembre del 2018 al 15 de mayo de 2019 se han concluido 8 demoliciones:

  • Vicente Guerrero 38, Iztacalco
  • Sinaloa 95, Cuauhtémoc
  • Sinaloa 93, Cuauhtémoc
  • Hacienda La Escalera 11, Coyoacán
  • Paseo de los Pirules 100, Coyoacán
  • Vía Láctea 21, Coyoacán
  • Cafetales 130, Tlalpan
  • Calle de la Constancia 62, Cuauhtémoc.

Actualmente, se realiza el derribo controlado de los inmuebles ubicados en Taxqueña 70 (Coyoacán), La Morena 312 (Benito Juárez) y California 16 (Coyoacán).

Con el retiro de estos inmuebles con daño estructural se garantiza la integridad física de los ciudadanos, aminorando el riesgo que presentan estas estructuras a las edificaciones colindantes y a los peatones que transitan por esos puntos.